Misión

Crear una experiencia gratificadora y permanente dentro de cada uno de nuestros huéspedes a través de un excelente servicio personalizado.

Visión

Contribuir a un desarrollo turístico de calidad en El Salvador brindando el mejor servicio de alojamiento y eventos dentro de la zona occidental a turistas y clientes nacionales e internacionales. 

Historia

Cuenta la historia que en 1920, Doña Graciela Jiménez, esposa de Don Alfonso Cornejo Guerrero, habitó esta casa construida a finales del siglo XIX. Don Alfonso y Doña Graciela, a pesar de estar casados, vivían en casas diferentes como una forma de vida muy peculiar que ambos decidieron llevar. Don Alfonso era una persona estrictamente dedicada al sector agropecuario, especialmente al cultivo del café, y mantenía su área de trabajo en otra casa situada atravesando el parque; mientras que Doña Graciela, se dedicaba a oficios domésticos y no se involucraba en las labores de su esposo. Relatan personas que trabajaron para ambos, que Don Alfonso visitaba cada día a Doña Graciela a la hora del almuerzo; por las tardes llegaba a saborear una taza de café y su postre favorito, arroz con leche, por las noches a cenar, escuchar música, beber una copa de brandy y fumar habanos juntos.

La casa de Doña Graciela, ha soportado dos transformaciones hasta la fecha: en 1962, después de su fallecimiento a los 70 años, la innovación consistió en cambiar la estructura original de bahareque a sistema mixto; y en el 2001, a raíz de los terremotos de ese año, se reforzó la infraestructura general de la casa manteniendo el estilo colonial que siempre la caracterizó.

Actualmente la casa es propiedad del nieto y bisnieto de Doña Graciela, y a lo largo de los años se utilizó solamente como residencia de descanso. En los últimos 15 años, siempre ha sido un atractivo tanto como para turistas nacionales e internacionales que solicitaban el acceso a la casa para tomar fotografías y apreciar la belleza de la flora existente dentro de su jardín. A inicios del año 2014, abrió sus puertas por primera vez al público, brindando el servicio de hospedaje y eventos.

Hoy en día, Casa Degraciela despunta dentro de los mejores hoteles boutique a nivel nacional gracias a las altas puntuaciones que los huéspedes brindan dentro de plataformas reconocidas a nivel internacional como TripAdvisor y Booking.com.